Boda con decoración provenzal

Una boda repleta de sorpresas…

El primer encuentro con Tamara fue muy gracioso. Entró en nuestra oficina, se sentó, me miró y me dijo en voz bajita: “este de mi lado no es el novio”. Mi cara fue un poema, iba acompañada de su inseparable amigo Santi. Esta fue la primera de las mil anécdotas que nos pasaron a partir de aquel momento, con Tamara es imposible parar de reír.
Tengo que decir que a nivel profesional esta boda ha sido un disfrute de principio a fin.
Esta pareja nos ha dejado crear, han escuchado todas nuestras propuestas y han aceptado todos nuestros consejos. Ha sido muy agradable trabajar con ellos.
La cara de Tamara y Álvaro se iluminaba en cada decisión. Recuerdo perfectamente el día que eligieron la vajilla, la cubertería, la mantelería y demás, todo les gustaba. Finalmente, se decantaron por una vajilla estilo provenzal con bajoplato color topo, copas talladas y cubertería de nácar. Una preciosa elección.
Nos enamoramos a primera vista con la invitación que diseñó Rocío Design para ellos, una paleta de color topo, rosa empolvado y gris, con estilo floral, acabarían de dar el toque estético a esta boda. Me tocó guardar muchos secretos… ¡esta boda estuvo llena de sorpresas!

¿Queréis saber una anécdota?

Si me tengo que quedar con una anécdota de la boda, fue el momento entrada a la Iglesia, la ceremonia se celebró en la Parroquia de San Vicente Ferrer. Esa mañana desde bien temprano, la plaza estaba llena de curiosos que venían a ver la iglesia y se sentaban en la terraza de la plaza para ver la llegada de la novia. Los pelos de punta cuando bajó la novia y todo el público empezo a aplaudir. Estas cosas son de las  que guardas para siempre. Jamás había visto una novia más aclamada que ella.
Después de la comida, llegaron muchas sorpresas. Regalos para el hermano de Álvaro y para la hermana de Tamara, como un cachorro de carlino que era una monada. ¡Cuánto lloramos al ver la cara de Sandra!
Como colofón de la fiesta, Tamara cogió el micrófono y con su desparpajo, agradeció a Álvaro que para emprender una nueva vida en su actual residencia de Burdeos dejase atrás su moto. Y de repente, a lo lejos escuchamos el ruido característico de una Harley-Davidson, Álvaro no daba crédito, pero su mujer es así, toda una caja de sorpresas.
Estando con ellos es imposible aburrirse. Espero que pronto estemos celebrando más cosas junto a ellos.


 

Etiquetado , , , , , , , , ,

3 Comments

  1. esta pareja tiene algo especial, su boda fue un cuento en el que estoy muy contenta de haber compartido con ellos ese momento. lo que me impresiono fue el perfume a flores que tenia eo salon,no podia estar mas bonito. ahi que decir que no esperaba menos de ellos, la nariz de payaso, el carrito a la salida de la iglesia, la moto a el ya marido jejeje. pero ellos fueron los que hocieron que fuera bonito , por eso nunca olvidare ese gran dia ni sus caras de felicidad. se os quiere mucho pareja .

  2. Recuerdo cada momento como si fuese ayer!!! Nos hemos reído mucho y lo mejor de todo fue dejaros volar …. yo sabía que una boda podía ser bonita pero jamás llegué a imaginar que fuera tan perfecta!!!!! Superasteis nuestras expectativas ❤️. Ahora y’a no podemos imaginar otro evento sin vosotras! GRACIAS 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *