Boda en Restaurante Buenavista

Una boda sorpresa…

En las primeras citas que tenemos con las parejas, casi siempre conocemos primero a las novias, generalmente ellas siempre se implican muchísimo. Pero en esta boda tenemos una curiosa anécdota, y es que no conocí a Nayara hasta el día de la boda.

En nuestra primera entrevista, Rosendo me contó que quería que la decoración de la boda fuese una sorpresa para su futura mujer. Esta parejita tiene dos nenes y ella tenía poco tiempo para dedicarse a organizar la boda, así que él tomó la iniciativa y se encargó de todo.

Nayara tenía especial debilidad por Pedro Navarro, y le hacía muchísima ilusión que decorara su boda. Pero como Rosendo y yo queríamos darle la mayor de las sorpresas, se nos ocurrió contarle la mentirijilla de que Pedro no podría decorarla, y ya os imagináis su cara de sorpresa cuando vio la increíble decoración que montó nuestro Pedro.

Ella llegó con un coche vintage, y la vista desde lo alto de la carretera, conforme se vería montado todo, era espectacular. Pasó de ser un jardín, a un jardín lleno de luz, sujetadas por una estructura llena de flores.

La ceremonia se celebró en el Monasterio de la Fuensanta, un paraje muy bonito, era un lugar muy especial para ellos. La espectacular cena se sirvió en los Jardines del Restaurante Buenavista, galardonado con una estrella Michelín.

La boda fue una total sorpresa para Nayara, y terminó con una batukada que disfrutó todo el mundo. Fue una boda mágica.

 

Etiquetado , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *